• Radiografía Industrial

Permite detectar discontinuidades superficiales e internas (corrosión, rechupes, en soldaduras falta de fusión, de penetración, porosidad, escorias, etc.).

Se dispone de un registro (digital o físico) permanente de la estructura interna de la pieza o soldadura. Por otro lado la geometría y tamaño de cada pieza puede ser una limitante.

Es una técnica que permite observar dos dimensiones de una parte. Es la más común y tradicional. Sin embargo tiene variantes como la radiografía digital o la digitalización de las placas (film) que es obtienen.

 

  • Ultrasonidos

El principio básico de esta técnica es el de ondas sonoras de alta frecuencia que son introducidas en materiales para la detección de fallas superficiales o internas.

Estas ondas sonoras se propagan a través del material a una velocidad específica (depende del tipo de onda y del material), rebotan y son recibidas por un transductor o palpador conectado a un equipo que analiza los tiempos relativos de los distintos ´ecos´ recibidos.

Fisuras, laminaciones, cavidades, escamas, poros, uniones de distintos materiales y otras discontinuidades son detectables y ubicables en las tres dimensiones.

Su principal aplicación es la detección y caracterización de fallas internas, Es usada también para detectar fallas superficiales, definir uniones, medir espesores y corrosión.

Este ensayo requiere de equipamiento sofisticado y de una habilidad especial del operador.

 

  • Partículas Magnetizables

Este método permite la localización de discontinuidades superficiales y sub-superficiales en materiales ferromagnéticos. Las zonas a evaluar son magnetizadas (aplicación de un campo magnético). Las discontinuidades son ubicadas en forma transversal al campo magnético, por ser éste interrumpido.

Esta interrupción genera acumulación de partículas, lo que nos permite observar localización, tamaño, forma y extensión de la discontinuidad.

 

  • Líquidos Penetrantes

Este método es utilizado para revelar discontinuidades en superficies sólidas o materiales esencialmente no porosos. Permite encontrar indicaciones de fallas superficiales tales como fisuras, porosidades, pliegues, laminaciones, etc.

Puede ser utilizado en materiales ferrosos y no ferrosos y objetos de cerámica, plástico y vidrio. No requiere equipamiento especial, salvo luz UV cuando se trata de inspección con líquidos fluorescentes.

Una limitación importante de este método es que sólo permite detectar aquellas fallas que se encuentren abiertas al exterior.

 

  • Medición de Espesores por Ultrasonidos

 

Se utiliza para medir el espesor real y remanente de piezas o materiales. Muchas veces esto resulta útil para obtener datos respecto a su capacidad para continuar soportando las condiciones de operación, presión y trabajo. Básicamente es algo más simple que la inspección de defectología del Ultrasonido (aunque el principio es el mismo). Sirve para medir espesores en cualquier tipo de metal, sin importar el espesor que se quiera averiguar.

 

  • Inspeccion Visual

Este técnica nos permite detectar y examinar fallas superficiales (fisuras, corrosión, terminación y discontinuidades en soldaduras).

La inspección visual es un suplemento útil para los END.

Pueden incluir una gran variedad de equipamientos que permiten desde la inspección visual propiamente dicha hasta la utilización de microscopios para medición de la profundidad de raspaduras en la terminación de superficies pulidas o equipos de Inspección Visual Remota (IVR) para zonas inaccesibles a “ojo desnudo”. Obviamente requiere práctica, conocimiento y experiencia de la persona que realiza la inspección.

 

  • Pruebas Hidráulicas

Este técnica nos permite realizar pruebas de fuga y resistencia en recipientes tales como depósitos de aire comprimido, compresores, calderas, etc.

Se complementa con la medición de espesores y el cálculo final de resistencia a la presión. Este ensayo requiere de accesorios tales como manómetros de precisión (debidamente calibrados) y, por supuesto, bombas de alta presión.